Notas de sabor:
Ácido, dulce, fresco

¡Prepárese para saborearlo! Este cóctel premezclado es dulce como un caramelo, pero sabe ácido al final. Mezclado con ingredientes naturales de primera calidad, este cóctel de manzana es ideal para servir como base de un cóctel clásico, como un martini de manzana, o batido y servido solo con hielo.


Star Review
Lea las reseñas

Cran-Appletini

Porque los arándanos saben excelente todo el tiempo, no solo en las fiestas. Descanse después de un largo día o impresione a sus seres queridos con esta nueva versión de un cóctel clásico.  Todo lo que necesita son dos ingredientes y un poco de hielo para empezar la fiesta.

Porciones: 2

Utensilios:

Coctelera

Ingredientes:

1 cóctel BuzzBallz

60 ml de jugo de arándanos

Rodajas de manzana (opcional)

Hielo

Preparación:

  1. En una coctelera, mezcle el hielo, el cóctel BuzzBallz y el jugo de arándanos.
  2. Mezcle bien en la coctelera y sirva en una copa de cóctel.
  3. Decore con una rodaja de manzana y ¡disfrute!

Cuatro ocasiones ideales para un cóctel de manzana

1
Una comida al aire libre

Olvídese del típico té dulce o la cerveza o, mejor dicho, ¡traiga ambos! Es una comida al aire libre. Si hay un lugar donde todo está permitido, es aquí. Además, las carnes y verduras ahumadas saben excelente con cócteles un poco más intensos.

2
Un brunch

Exactamente, un brunch, también conocido como la excusa que todos ponemos para beber alcohol antes del mediodía. Así que, donde fueres… bebe un cóctel. Debido a que este cóctel de manzana tiene algo de acidez para cortar el dulzor, combina bien con las comidas saladas que normalmente se sirven en un brunch.

3
De campamento

Se discute mucho acerca de qué llevar y qué no llevar a un campamento. Sin embargo, aquí es cuando nos decimos “qué mejor manera de disfrutar del aire libre y la naturaleza” y muchas otras frases para nuestras publicaciones en Instagram.

4
Una fiesta noventosa

Volvamos a una época más simple, en la que la música era increíble, la ropa tenía mucho brillo e Internet irrumpía. El appletini tuvo su momento de esplendor en el West Hollywood de los años noventa y rápidamente se expandió por todas partes. ¡Conmemore esos días gloriosos recordándolos en vivo entre amigos! Pero no será una verdadera fiesta de los noventa sin una buena trivia, muchas franelas y, por supuesto, Forbidden Apple.